Your browser version is outdated. We recommend that you update your browser to the latest version.

¿Por qué esimportante contratar un seguro en tu negocio?

Publicado 27/11/2019

Un seguro es algo muy importante independientemente de para donde lo necesitemos, una casa, un comercio, un viaje… todos ellos necesitan tener un seguro que les respalden. ¿Porqué? Al tener una compañía de seguros cubriéndonos las espaldas sabemos que en el caso de que algo ocurra siempre habrá una garantía que nos ayudará con el incidente que haya ocurrido. Por tanto, cuando disponemos de una empresa nos preocupamos por todos los detalles y queremos que todo salga bien y asegurarnos de que en el caso de que pueda ocurrir imprevistos o problemas provocados por causas ajenas a nosotros podamos solucionarlos.

 

Los seguros de empresa, nos garantizan una respuesta ante muchos incidentes que puedan ocurrir en nuestra compañía en el día a día. Gracias a estos, sabemos alguien se va a responsabilizar ante los diferentes problemas que puedan aparecer de forma repentina.

 

Además, hay que tener en cuenta que en nuestro país, estamos obligados a que todos los negocios cuenten con un seguro. Obviamente no tiene que ser el mismo en todas las empresas, pero sí que tiene que haber uno con servicios mínimos según la actividad.

Debemos tener en cuenta las nuestras necesidades, las coberturas del producto y el precio que vamos a pagar.

 

¿Hay que ampliar la seguridad en nuestro negocio?

 

Está claro que la seguridad en nuestro negocio es uno de los principales objetivos. Por tanto, gracias a la aseguradora sabremos que tenemos ese respaldo por si pasa algo, pero podemos añadir más elementos, para evitar robos o atracos. Estos son los más comunes:

 

Alarmas: Este es uno de los sistemas más comunes por las compañías a la hora de darse cuenta de si alguien quiere entrar a robar durante las 24 horas del día. Gracias a que la tecnología ha evolucionado mucho, las alarmas cada vez son más profesionales y ofrecen una mayor seguridad a las empresas.

 

Vigilancia: Es un medio perfecto para las empresas que quieran tener seguridad física en cualquier momento. Es más, si a esto le sumamos otros tipos de seguridad como una alarma o cámaras de vigilancia, la empresa podrá conseguir estar realmente segura.

 

Control remoto del sistema: Gracias a este sistema si salta la alarma, serás capaz de ver el interior del negocio y asegurarse de que no hay nadie a través de la pantalla del móvil.

 

Videovigilancia: Es prácticamente igual que el control remoto pero tienes la posibilidad de ver todo el día las cámaras y el interior de tu comercio, no solo si pasa algo.

 

Central de control: Es una opción que tienen las empresas de seguridad y garantizan a los clientes de disfrutar de unas medidas de seguridad más elevadas. Funciona a través de un sistema en el que podrás saber que tu negocio está vigilado durante las 24 horas del día por verdaderos profesionales.

 

Intervención y custodia: Este servicio no está disponible con todas las empresas de seguridad, pero las tiendas que contienen mucho valor en su interior lo suelen contratar, consiste en que si roban en el interior, inmediatamente acude una patrulla de vigilantes hasta que llegue la policía..

 

Control de accesos: Consiste en sistemas de control de reconocimiento del empleado para qeu solo personal autorizado pueda acceder al local.